Compasión y con pasión

El lenguaje, aunque inevitable, distancia y juzga. Llamar paciente al que padece es marcar una distancia entre dos seres humanos. La compasión (con pasión) conlleva una conducta asociada, la validación de los miedos, angustias, dudas, etc... La experiencia interna del ser humano que padece.

Francisco de la Torre Rose, monitor y psicólogo