Saber gestionar las emociones

Conceder la importancia que se merece a la alfabetización y gestión positiva de emociones supone un incremento de bienestar y calidad de vida. Aprender a conocernos y a disfrutar de cada momento.

Sara González Yubero, Técnico
Observatorio de Salud Pública